No mas condonaciones de contribuciones. El gasto público debe ser cubierto por todos los mexicanos.

Con una muy mejorable redacción, se publica, en edición vespertina del DOF de ayer, un Decreto mediante el cual se dejan sin efectos aquellos decretos -¿cuales exactamente?- que otorgaron condonaciones a deudores fiscales (con excepción de aquel para personas dedicadas a las artes plásticas y otro en materia de vivienda).

El Decreto en cita, establece un compromiso de no otorgar en lo futuro condonaciones o exenciones, parciales o totales, en el pago  de contribuciones ni a grandes contribuyentes ni a deudores fiscales, con la salvedad de que surja alguna situación extraordinaria tal como una catástrofe, epidemia, fenómenos metereológicos, plagas o que afecte o se impida la afectación de una región, rama de actividad o producción o venta de algunos productos.

Resulta por demás interesante revisar los considerandos de dicho Decreto, pues, independientemente de que tienen el matiz de discurso político y no de motivación y contextualización jurídica, finalmente contienen datos que, por lo menos, invitan a investigar quiénes y bajo qué  situación, gozaron de los servicios públicos sin haber contribuido para ello, violentandose  los principios fiscales de rectoría económica y de justicia tributaria.

Medularmente el Ejecutivo justifica su Decreto en inhibir cualquier trato preferencial a deudores fiscales, tomando en consideración la deuda pública así como la necesidad de mantener finanzas públicas sanas, considerando que:

  1. Aunque la emisión de decretos en materia fiscal suele tener como fin el de normalizar la actividad económica en regiones y sectores cuando se considera necesario, en los últimos sexenios, la finalidad  se ha ido distorsionando hasta llegar al punto de condonaciones generalizadas prácticamente lisas y llanas, sin una visión de política pública y que sí causan un quebranto en las finanzas públicas, además de que desequilibran la carga fiscal de la sociedad en detrimento de los contribuyentes cumplidos
  2. Dicha práctica nociva se ha institucionalizado, y hasta el Congreso de la Unión la ha aprobado al inicio de cada sexenio a iniciativa del mandatario en turno desde el año 2000:
    • Vicente Fox Quesada propuso una serie de reformas al Código Fiscal de la Federación, en cuyos artículos transitorios se incluyó no solo una condonación fiscal generalizada, sino también algo equivalente a una amnistía, que no fue sino la claudicación del Fisco Federal en sus facultades de comprobación pues se restringió y condicionó la capacidad de éste para revisar el cumplimento de los contribuyentes y determinar contribuciones o multas, así como para detectar y castigar estrategias de evasión sobre los ejercicios fiscales previos a 2000
    • Para el 2007, a iniciativa de Felipe Calderón Hinojosa, la Ley de Ingresos de la Federación incluyó diversas condonaciones generalizadas por altos porcentajes (entre el 80 y el 100 por ciento del crédito fiscal), que arrojaron un total aproximado de casi ciento cinco mil millones de pesos, que a valor actual serían ciento sesenta mil millones que la nación dejó de percibir, dispensándoseles a contribuyentes deudores del Fisco
    • Para el 2013, con Enrique Peña Nieto, en la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2013, se estableció un programa para condonar entre el 60 y el 100 por ciento de las contribuciones, cuotas compensatorias y multas, que alcanzaron un total aproximado de más de ciento noventa y dos mil millones de pesos, equivalentes ahora a doscientos treinta y ocho mil millones, es decir, casi un cuarto de billón de pesos
  3. Las condonaciones de impuestos ordenadas en 2000, 2006 y 2012 fueron generalizadas, sin tomar en cuenta el principio fiscal, de rectoría económica y de justicia tributaria que las regula, y que es solo permitir la condonación cuando se haya afectado o trate de impedir que se afecte la situación de algún lugar o región del país, una rama de actividad, la producción o venta de productos, o la realización de una actividad, así como en casos de catástrofes sufridas por fenómenos meteorológicos, plagas o epidemias;
  4. Esta nociva práctica pervierte el mandato constitucional de que todos los mexicanos contribuyan a los gastos públicos de la manera proporcional y equitativa que fijan las leyes; y también,  la figura de la condonación de contribuciones como una política pública que, bien utilizada, debe fomentar la actividad económica y ayudar a normalizar situaciones y sectores en desventaja
  5. Se considera necesario mantener el principio rector de justicia tributaria, así como la ética tributaria y la igualdad ante la ley que deben guardar todos los contribuyentes, y a no crear excepciones generalizadas que tanto lastiman a la sociedad

El decreto en sí, contiene términos y cuestiones que pudieran ser mejorables, tales como:

  1. Si en los considerandos se plantea como antecedente inmediato de nocivas medidas de condonación y exenciones, a la Ley de Ingresos de la Federación publicada a principio de cada sexenio, ¿cuales son los Decretos que se dejan sin efectos?
  2. Qué implica el “compromiso” del Ejecutivo  de no otorgar mediante Decretos presidenciales -¿cuales son esos?- condonaciones o exenciones
  3. porqué señala que su compromiso está focalizado a los “grandes contribuyentes” y a los deudores fiscales.  ¿Qué no son todos los que se colocan en el impago de contribuciones, deudores fiscales?
  4. la vigencia del Decreto concluye en el año 2024   ¿transexenal?
  5. etc.

En suma, definitivamente, el Decreto en comento es loable y marca una diferencia frente a Gobiernos anteriores, pero no sé si la intempestividad, la vorágine o la falta de técnicos en cada área, provoca cierto demérito en la acción de gobierno cuando ésta se plasma en el documento que debe dotarlo de la fuerza legal necesaria.

Para su consulta, aquí se transcribe el mencionado DECRETO:

PRIMERO. Se dejan sin efectos los Decretos o disposiciones de carácter general emitidos por el Titular del Ejecutivo Federal, mediante los cuales se otorgaron condonaciones a deudores fiscales, con excepción de los siguientes:

I.     Decreto que otorga facilidades para el pago de los impuestos sobre la renta y al valor agregado y condona parcialmente el primero de ellos, que causen las personas dedicadas a las artes plásticas, con obras de su producción, y que facilita el pago de los impuestos por la enajenación de obras artísticas y antigüedades propiedad de particulares, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 31 de octubre de 1994 y sus modificaciones publicadas en el mismo órgano de difusión el 28 de noviembre de 2006 y el 5 de noviembre de 2007, y

II.    Decreto por el que se otorgan beneficios fiscales en materia de vivienda, publicado en el Diario Oficial el 22 de enero de 2015.

SEGUNDO. El Ejecutivo Federal se compromete a no otorgar mediante Decretos presidenciales o cualquiera otra disposición legal o administrativa, condonaciones o a eximir, total o parcialmente, el pago de contribuciones y sus accesorios a grandes contribuyentes y deudores fiscales.

TERCERO. Lo previsto en el artículo anterior, dejará de ser aplicable únicamente en las situaciones o casos extraordinarios siguientes:

I.     Aquellos que hayan afectado o traten de impedir que se afecte la situación de algún lugar o región del país, una rama de actividad, la producción o venta de productos, o la realización de una actividad, y

II.    Catástrofes sufridas por fenómenos meteorológicos, plagas o epidemias, caso en el cual se ejercerá dicha facultad en beneficio de la población afectada.

TRANSITORIO

ÚNICO.El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación y estará vigente hasta el año 2024.

Síguenos, visítanos y comparte.

 

Santiago Galván

Facebook:  SG&C Defensa e Ingeniería Fiscal

Website: www.santiagogalvan.com

Twitter:  @ogait33

E-mail: info@santiagogalvan.com

Linkedin:  Santiago Galván (Oga Itnas)