Panistas quieren que reviva el REGIMEN DE PEQUEÑOS CONTRIBUYENTES

La historia se repite.  

Se presenta iniciativa con proyecto de decreto presentada por senadores del Grupo Parlamentario del PAN (enviada a la Cámara de Diputados), en materia de:

  • la denominación de la Sección II del Capítulo II del Título IV, de la Ley del Impuesto sobre la Renta
  • se reforman los artículos 111 a 113 y se adiciona el artículo 113 A de la Ley del Impuesto sobre la Renta;
  • se adicionan el artículo 2o.-E y un cuarto párrafo a la fracción IV del artículo 43 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado;
  • se adiciona un artículo 30 a la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios;
  • se adiciona el artículo 3-C a la Ley de Coordinación Fiscal;
  • se adiciona el artículo 29-E al Código Fiscal de la Federación

 

Esta propuesta (que puede conocer aquí), pretende el retorno del REGIMEN DE PEQUEÑOS CONTRIBUYENTES aduciendo que es necesario el restablecimiento del  marco normativo que permita a las personas físicas que realizan actividades empresariales, recuperar su carácter de contribuyentes con baja capacidad administrativa y económica, el cual estaba contemplado en el Régimen de Pequeños Contribuyentes, en la Ley de ISR que fue abrogada en el año 2013.

Señalan en su exposición de motivos que ésto favorecerá que los micronegocios del país cumplan fácilmente con sus obligaciones, sin que el pago de impuesto se convierta en una carga administrativa compleja y onerosa para sus finanzas, toda vez que el RIF impone obligaciones similares a las de los contribuyentes con gran capacidad administrativa.   (en serio, así dice la iniciativa)

 

De acuerdo a la iniciativa,  los beneficios que tendrán las personas con actividad empresarial que ingresen al régimen de Repecos que se propone, serán:

-Permanencia en este régimen de forma ilimitada mientras sus ingresos anuales no excedan el límite de 2 millones de pesos.

-Sólo estarán obligados a llevar un registro de sus ingresos diarios, ya sea de manera impresa o electrónica.

-Entregarán a sus clientes copias de las notas de venta y conservarán originales de las mismas. Dichos comprobantes podrán ser impresos o electrónicos. El SAT podrá liberar de la obligación de expedir dichos comprobantes en operaciones menores a $100.00.

-Se ampliará de 5 mil a 10 mil pesos el monto a partir del cual los pagos de compras deben efectuarse mediante cheque, tarjeta de crédito, débito o de servicios de transferencia electrónica de fondos.

-Podrán realizar pagos bimestrales, trimestrales o semestrales, según la actividad y zona donde se encuentre. Además, el SAT y las entidades federativas con convenio podrán estimar el ingreso gravable del contribuyente y determinar así el pago de cuotas fijas de ISR e IVA.

-Para determinar el ISR a pagar de estos contribuyentes, a los ingresos se les restará un monto equivalente a cuatro veces el monto mensual de la UMA vigente. A la diferencia resultante se le aplicará una tasa de sólo 2 por ciento. No obstante, como ya se ha señalado, las entidades federativas con convenio podrán estimar el ingreso gravable del contribuyente y determinar así el pago de cuotas fijas de ISR e IVA, con el fin de que el pago de impuestos sea más sencillo y estable para los contribuyentes.

 

CONOCE LA INICIATIVA AQUÍ:    INICIATIVA REPECOS

 

 

Fuente:

Gaceta Parlamentaria Camara de Diputados

22 de noviembre de 2018